Tu cuerpo sabe regenerarse. Apóyale.

A menudo no somos muy conscientes de ello pero el cuerpo dispone de una fuerza regenerativa enorme. 

Sabe muy bien cómo curarse.

Pero a veces el sistema nervioso está tan alterado que no encuentra por dónde empezar a poner orden. Y esto es muy importante. Puesto que un sistema nervioso alterado puede afectar a nuestro estado físico, emocional o mental.

¿Podemos hacer algo en ese momento? Sí, sin duda.
Intervenir suavemente para ayudarle a recuperar la salud, tanto a nivel físico como emocional.

Me llamo Mar

Me dedico a ayudar a personas a recuperar la salud a través de la osteopatía biodinámica creaneosacral. También uso otras herramientas como la biodinámica cardiovascular y la terapia de polaridad.

Te atiendo presencialmente en Ventalló, un pueblito encantador de l’Alt Empordà. 

Aquí puedes saber más sobre mí.

¿Necesitas una sesión?

Contáctame para reservar tu espacio

607 29 45 64

SENSACIONES QUE INDICAN LO QUE LE OCURRE AL CUERPO

Cuando el sistema nervioso está alterado, el cuerpo nos habla

Puede que nos sintamos a punto de explotar, densos y bloqueados, dispersos, con dolores o simplemente ausentes de nosotros mismos.

La información que nos dan estas sensaciones son más importantes de lo que nos pensamos. 

Es esencial que nos detengamos a escucharlas, porque nos están dando pistas sobre nuestro estado energético interno. Y éste determina la calidad de nuestra salud física, emocional y mental.

La mejor intervención terapéutica es la que se hace antes de que la enfermedad se manifieste.

PONERSE EN MARCHA CUANDO EL CUERPO GRITA... O ANTES

¿Con qué intensidad te está hablando tu cuerpo? ¿Te propone, te avisa? O directamente te grita?

A menudo iniciamos un proceso terapéutico porque el cuerpo ya está gritando.  Por ejemplo, cuando necesitamos eliminar un dolor intenso o mejorar algún aspecto que nos preocupa.

Las técnicas biodinámicas pueden funcionar muy bien en estos momentos.

Podemos elegirlas para mejorar nuestra salud en momentos de crisis muy aguda.

Pero… ¿te cuento algo?
Mejorar la salud no es sólo eso. Puede ir mucho más allá del resultado de unas analíticas.

UNA PERSONA SANA ES UNA PERSONA COHERENTE

Mejorar la salud también es poder convivir con procesos dolorosos o difíciles de una forma más positiva.

Mejorar la salud es poder aceptar aquello que nos limita y no está en nuestra mano cambiar, integrarlo y no dejar que nos coma todo el espacio. 

Una buena salud también es poder disfrutar de la vida y sentirnos plenos con aquello que tenemos ahora.

Una persona sana es una persona coherente. Cuanto más coincida lo que pensamos, hacemos y decimos, más fácil es mantener o recuperar la salud.

Puedo ayudarte a integrar procesos dolorosos y acompañar momentos delicados.

Equilibra tu sistema nervioso y mejora tu calidad de vida a través de las técnicas biodinámicas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad